¿Te Han Llamado Alma Vieja? Esto es lo que Realmente Significa

¿Eres una persona curiosa, sabia o tranquila? Puede que seas un alma vieja. Tanto si te lo han llamado antes como si siempre has tenido la sensación de serlo, ¿qué significa realmente ser un alma vieja? Aquí nos adentramos en el verdadero significado, además de las señales a las que hay que prestar atención para saber que podrías ser un alma vieja.

¿Qué Significa Realmente «Alma Vieja»?

Es probable que reconozcas a un alma vieja cuando la conozcas. Probablemente parezcan más sabias que sus años, maduras, con los pies en la tierra y no estén interesadas en cosas superficiales. El concepto de alma vieja se inspira en la idea de que nuestros cuerpos son contenedores del espíritu, y un alma vieja «es alguien que sigue reencarnándose para sanar o completar acuerdos kármicos».

Por supuesto, dependiendo de lo que creas y de cómo te relaciones con la espiritualidad y los tipos de espiritualidad, otra forma de pensar en las almas viejas es la idea de que todos somos, quizás, diferentes encarnaciones de la fuerza vital universal, y esas almas viejas simplemente han aprovechado esa sabiduría a un nivel más profundo (y desde una edad más temprana) durante esa vida.

En cierto modo, se podría decir que todos somos almas viejas, y quizá en diferentes vidas estamos explorando diferentes aspectos de eso.

¿Es Bueno Ser un Alma Vieja?

Suele ser un cumplido que te llamen alma vieja, ya que implica gracia y sabiduría. Pero ser maduro más allá de la edad puede tener sus inconvenientes. A nadie le gusta ser un novato, pero de hecho, la ventaja de ser un alma nueva es que lleva mucho menos karma.

Las almas viejas vienen a esta vida con una agenda para experimentar y completar el karma, mientras que las almas nuevas «quieren dar forma a la luz» y «experimentar lo que es ser un ser en un cuerpo». Por ello, la experiencia de las almas nuevas es un poco más ligera, mientras que ser un alma vieja puede resultar pesado. Pero además, cómo el alma vieja llega a esta vida con más experiencia y comprensión, es capaz de manejar los obstáculos y desafíos con mayor claridad.

Todo se reduce a lo que el alma nueva versus la vieja está experimentando en esta vida. Un alma nueva «quiere ser fresca y nueva y quizá tener un estilo de vida más hedonista», mientras que un alma vieja «quiere ir a las profundidades y aprender». Las almas viejas también pueden sentirse algo aisladas, ya que pueden ver a través de gran parte de la ilusión y la separación en la cultura moderna.

11 Características de las Almas Viejas:

1. Tienes una mente inquisitiva y curiosa

Las almas viejas priorizan mucho la verdad y la sabiduría. Como tal, suelen tener mentes curiosas sobre lo que ocurre en el mundo e internamente pero no de una manera superficial. Tanto si se trata de los acontecimientos del mundo como de tu relación con un miembro de la familia o un amigo, se trata de la idea de sentir curiosidad por lo que está surgiendo y por lo que uno podría aprender o cultivar a través de la experiencia.

2. Puedes ver el panorama general

Si eres un alma vieja, probablemente seas capaz de ver más allá de las apariencias. Es probable que puedas dejar que las cosas se te quiten de encima más fácilmente, y es menos probable que te desencadenen ciertas cosas. No decimos que en el día a día no seas humano y no te enfades, pero en general, eres capaz de dar un paso atrás y ver el panorama.

3. Puede que te sientas un poco extraño

Ser un alma vieja puede dificultar la formación de conexiones significativas, al menos cuando se es joven. Si eres un alma vieja y todavía eres cronológicamente joven, puede que te lleve un tiempo encontrar tu tribu. Y puede que te sientas como un bicho raro, y que al principio sientas que estas solos en esto.

4. …pero reconoces a tus compañeros de alma vieja cuando los conoces

Aunque puede ser difícil llevarse bien con todo el mundo cuando se es un alma vieja, a la larga, las almas viejas son realmente buenas para encontrar a sus compañeros afines. Un alma vieja de verdad se da cuenta de que no puede ser la única. Las almas viejas se buscan unas a otras, intentan encontrarse, así que intentan establecer esa conexión porque se dan cuenta de que hay una conexión que se puede establecer. Aquí es donde se ven esas conexiones de alma instantáneas que son muy profundas.

test para saber si soy un alma vieja

5. Te sientes profundamente conectado a todo

Las almas viejas no sólo se sienten profundamente conectadas con Dios, con el espíritu, con el universo -como quiera que lo llamen-, sino que también lo sienten con la naturaleza, con las personas de su vida e incluso con los desconocidos. Un alma vieja tiene un sentido de conexión con el universo y, por tanto, con otras almas.

6. Vas en contra del statu quo

Como las almas viejas pueden ver el panorama general y más allá de muchas de las estructuras básicas que rigen nuestra realidad, les gusta hacer las cosas a su manera. Las almas viejas son rebeldes. No sólo piensan fuera de la caja: intuyen que las cajas ni siquiera existen. Hay un escepticismo, un sentido de comprensión de que todo lo que se les ha mostrado no es necesariamente el caso, y van a buscar encontrar su propia verdad.

7. Eres más sabio que tu edad

Desde una edad temprana, es posible que te hayan dicho que eres más sabio que tu edad. Quizás siempre has sentido que eras más maduro o comprensivo que tus compañeros, especialmente cuando eras joven. Se puede reconocer a un «alma vieja» incluso en un recién nacido. La sabiduría de su espíritu está escrita en todo su cuerpo.

8. No eres materialista

Una de esas estructuras básicas que hemos tocado anteriormente sería el materialismo. Simplemente, las almas viejas no se preocupan por ello. Tienen la sensación de que vivimos en este mundo material pero hay algo más importante, y quizás las cosas que nos han enseñado en la escuela, o nuestros padres, o la sociedad, no son necesariamente ciertas.

9. Tu mundo interior es más importante que el exterior

No quiere decir que no te importe el mundo exterior, pero para las almas viejas, su crecimiento interior, su viaje y su relación consigo mismas y con el espíritu suelen ser de suma importancia. Probablemente pases buenas cantidades de tiempo reflexionando, ponderando profundamente tus experiencias y lecciones de vida.

10. Tienes un don particular del pasado

¿Siempre te inclinaste por el violín sin motivo aparente? O tal vez tengas una inclinación por la repostería, aunque nunca hayas cocinado con nadie de tu familia. Tener un don particular, en un campo concreto de la nada, ya sea un instrumento o una carrera o incluso un lugar,  es un signo de un alma vieja. Existe esa sensación de tener un conocimiento sobre esa cosa, de que has hecho esto antes.

11. A menudo necesitas recargar

Y por último, estas personas profundamente contemplativas a menudo necesitan «reiniciar sus baterías», por así decirlo. Probablemente se sienten atraídos por la meditación y la soledad. No es que no disfruten de la compañía de la gente, pero saben que hay ciertos momentos en los que tienen que ir hacia dentro. No viven sólo una vida externa.

¿De Dónde Vienen Estos Rasgos?

La comprensión más espiritual de donde provienen estos rasgos se relaciona con la reencarnación y las vidas pasadas. Es como envejecer en cierto modo, donde tenemos experiencias y seguimos creciendo y construyendo sobre ellas. Se compara el hecho de nacer con un viaje, en el que muchos olvidan su equipaje. Las almas viejas no olvidan su equipaje, «llevan toda su información y experiencia a cada encarnación».

Otra forma de verlo es considerar que todos tuvimos estos rasgos alguna vez, hasta que la sociedad nos dijo lo contrario. Venimos a este mundo totalmente conscientes y despiertos. A menudo son la sociedad, nuestros padres y la cultura los que nos hacen olvidar. El viaje consiste en desaprender estas cosas.

Otras explicaciones incluirían cosas como un alto grado de empatía o intuición, lo que hace que uno esté más sintonizado con el panorama general y su sentido del ser. Los niños que han sufrido traumas también pueden mostrar rasgos de almas viejas, ya que las experiencias adversas de la infancia les obligaron a crecer más rápido que sus compañeros.

alma vieja significado

¿Cómo Prosperar Cómo Alma Vieja?

Aunque ser sabio y superespiritual puede sonar muy bien, como se ha dicho, conlleva algunas dificultades. Tanto si se trata de encontrar a tu familia del alma como de aprender a equilibrar tu mundo interior y exterior, hay formas de que las almas viejas se aseguren de prosperar.

Rodearse de personas con ideas afines, en términos de conciencia y apertura, es un gran apoyo. Y además, se subraya la importancia de encontrar un equilibrio entre la sabiduría y la ligereza. Disfruta de la sincronización y la coincidencia, y aporta una energía lúdica a la vida. Eso ayuda a prosperar: ser desenfadado con todo. Mantener el espacio de la contemplación y el pensamiento profundo, y también mantener el espacio de la frivolidad y el juego.

Y, por supuesto, dada la naturaleza rebelde de las almas viejas, será imperativo que encuentren un estilo de vida que les satisfaga y les apoye. Un alma vieja tiene la capacidad de reivindicarse más plenamente. Quieren adaptar su vida y sus experiencias a algo que realmente resuene con ellos en el presente.

En Resumen

Hay muchas maneras de pensar en las almas, viejas y nuevas. Ya sea que todos seamos encarnaciones variadas de la misma alma, o que realmente haya almas más jóvenes y más nuevas, lo cierto es que la mayoría de nosotros podemos imaginar qué tipo de persona es un «alma vieja» y qué rasgos encarnan esas personas. Desde una profunda intuición hasta una cierta quietud en su presencia, estas personas han aprendido claramente un par de cosas desde el principio, lo que las convierte en personas sabias y profundamente espirituales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *